Hoy tengo ganas de trovar,

de hacer tuyo canto,

de hacer.., de nuestra romanza soprano,

para poderte acariciar, como suave melodía,

entrando en ti…, sembrando suspirar.

 

En cada beso y abrazo,

en cada “te quiero” y “yo más”,

en cada suspiro de deseo,

en cada nota…, un dulce verso.

 

Hoy tengo ganas de acariciar,

ese arpa de suaves linos,

para poderte componer,

esa dulce melodía,

que encadene nuestro ser.

 

Hoy quiero ser trovadora,

hoy quiero componer para ti,

esa gran opera griega,

que termina con tragedia,

para hoy poder llegar,

a ese paraíso celestial.

 

Donde Ángeles, Ninfas y Unicornios surcaran,

los cielos románticos para poderte ofrendar,

con la orquesta del corazón,

esa danza bella que nos hará suspirar.

 

Hoy quiero ser…,

mañana querré continuar,

haciendo melodías,

que te puedan hacer suspirar.

 

Y si nuestra arpa…,

rompe sus linos al acariciar,

recompondremos nuestros deseos,

para que se puedan reencontrar.

 

Entonando…,

la más bella composición

orquestada a los cielos

nacida del corazón.

 

Nacida con  halo transparente,

que haga pentagramas al sonar,

en cada latido del corazón,

dejando un bello mensaje…,

de ternura y pura pasión.

 

Hoy tengo ganas de trovar…,

para hacer de tus sentimientos,

la sinfonía del amar.

 

En cada beso y abrazo.

En cada “te quiero” y “yo más”.

Haciendo melodías,

que hagan..., suspirar.

 

 

     

 

Melódica voz dulce, trinar en un solo son, son tus suspiros en la noche, que avivan para ti mi pasión… Demelsa