No es el tiempo el que pasa…,

no es el reloj al danzar

es el sonido...

de nuestros corazones al palpitar...

 

No es un adiós a escondidas

no es un adiós por ti

es un hasta siempre...

siempre vivirás en mí.

 

Son tus ojos dos luceros

es tu mirada mi sol

eres quien me transporta en el tiempo

ese tiempo..., que dedico con pasión,

a pasear por tus adentro

impregnándome de tu amor.

 

No es el tiempo el mensajero

de nuestros mensajes del amar

es viva pasión que prende

en nuestro lento caminar

 

No dejemos que pasen las horas

no dejemos que el tiempo nos pueda ganar

pues tanto te amo y te siento

que nada mi fuego extinguirá…

 

Pero si prende ardiente y pasional

queriéndose alimentar de tu amar…,

dime que serás tu quien lo venga a sofocar

sin el pasar del tiempo..., sin ver el reloj danzar

Si nuestro reloj a de ser nuestro corazón, deja al destino pasar…, pues el es sabio consejero y jamás nos separara… Demelsa