Tengo ganas de tenerte,
entre sabanas blancas,
en un lecho de amor,
para poder demostrar,
lo que te llego amar.

Tengo ganas de rozar tu cuerpo,
de sentirte en mis adentros,
olvidando al tiempo,
sintiendo mi cuerpo vibrar.

Escuchar tus suspiros,
sentir tu humedad,
saborear tus besos,
esos que dulzura me dan.

Tengo ganas de dormir,
en tus brazos para volar,
a ese mundo de ensueño,
donde solo se ha de amar,

Para que me hagas tuya...,
una vez más.

Demelsa

 

Toma mi mano,
quiero hacerte caminar,
entre hierva fresca,
entre flores y brisa,
para empezarnos a besar,

Nos rozaremos los labios,
nuestras lenguas se unirán,
con bellas caricias,
ellas jugaran.

Haciendo sentir en nuestros adentros,
pasión desatada y ganas de amar,
haciendo sentir en nosotros,
en cada caricia un poco más de paz.

Nuestras manos se empezaran a deslizar,
por nuestra piel de seda,
que invita amar,
acariciando nuestros cuerpos,
en el corazón escrito quedara.

Ese momento sublime,
en que nuestras almas se unirán,
en un movimiento al unísono,
en un movimiento pasional.

Nuestros cuerpos... ,
alcanzaran su totalidad,
 entre besos y caricias,
nos diremos,
que nada nos separara.

Nuestros cuerpos desnudos,
entre la hierva y la brisa,
serán regados de escarcha,
mientras contemplamos nuestra dicha.

De estar unidos para siempre,
de estar unidos para amar,
dando las gracias,
por saber el significado....

De estar enamorado,
y saber amar.
 

Demelsa

         

  Mis adentros son como un volcán, esperándote a todas horas, deseándote en cualquier lugar, para poder desatar todo el amor ardiente, que tu me das. Demelsa