A ti que has sido ejemplo,

de fuerza y pura humanidad,

a ti que has dejado un mensaje,

que todos deberíamos tomar.

 

A ti mi gran amiga,

que has marchado sin un adiós.

A ti que con tu sonrisa,

endulzabas mi corazón.

 

Que gran vacío dejas,

cuantisimo dolor,

y que gran historia,

de coraje y pasión,

 

Créeme mi amiga,

siempre estarás en mi,

siempre vivirás con nosotros,

sin ti no se podría seguir.

 

Has sido nuestra maestra,

la que nos has enseñado a trazar,

estrellas doradas,

con tan solo soñar.

 

Adiós princesa encantada,

que hechizastes el corazón,

de todos los que te queremos,

y lloramos tu adiós.

 

Adiós amiga mía

siempre te llevaremos,

en nuestro corazón,

jamás morirá el recuerdo

de esta gran historia de amor.

 

Nunca perdistes la sonrisa,

nunca te rendistes,

jamás un dolor,

salio de tu voz.

 

Que injusta la vida,

esta triste vida,

que se te llevo…

 

Y nos deja sin tu compañía

 con la añorazan de un beso

Y una marchita flor….

Hoy una persona muy querida, a faltado de mi lado y no me he podido despedir de ella, tan solo me queda este medio, para poder rendirle un pequeñito homenaje a tan bellísima persona, es de esas personas..., que siempre tendría que tener todo el mundo una al lado...,

 

A ti Paquita, amiga de mi corazón, que nos has enseñado, la fuerza del coraje, la pasión por la vida, nos has dejado a todos impregnados de tu amor, cuanto amor..., pero cuantisimo amor nos has dejado, a tu hija, a tu marido, a tus amigos..., ahora que haremos sin ti!!!, sin esa sonrisa tuya, sin esa voz tenue que hacia pasar la paz al alma directamente, no se que mas decirte amiga mia, mas que un hasta cuando nos toque y que no has muerto, porque vives en nuestro interior.

Francisca Abellán 28/1/2006