Vagamente en mi recuerdo,

te consigo encontrar,

por más que pienso,

ni mis sentimientos...,

puedo ya controlar.

 

Pocos son los momentos lucidos,

en los que consigo alimentarme de ti,

recordando tu calor..., tu candor.

 

La locura me vence,

y cuando consigo el equilibrio,

sin sentirte  en mi...,

vuelvo a mi locura.

 

Dulce locura que me aleja de aquí.

 

Si es que, no puedo seguir...,

no puedo en la cordura vivir,

sin sentir tus caricias,

sin sorber tus labios,

sin sentirme mío..,

¡Prefiero mi mundo frió!.

 

La locura de no sentir

de no saber ni quien soy,

de no saber nada de nada,

más que aun me siento amada.

 

Mi mente se distorsiona,

la lucidez se disipa de mi,

todo porque les digo que vives,

que aun te veo venir....

 

Encerrada en mi celda,

no quieren creer,

que aun que has muerto,

Dios me dio su poder.

 

De poderte ver y sentirte,

de rozar tu pecho ardiente,

muy junto al mío...,

sin sentirte perdido.

 

Locura..., locura...,

que sabrán estos del amor,

si no abren su alma

y tan solo tiene frió el corazón.

 

 

Lagrimas amargas.., se deslizan por mi faz, si vuelvo a la cordura..., pierdo tu amar.., así que déjame como estoy.., no por favor..., no me intentes cambiar.... Demelsa