A veces llega un momento en que

te haces viejo de repente,

sin arrugas en la frente

pero con ganas de morir.

Paseando por las calles

todo tiene igual color,

siento que algo hecho en falta

puede que sea el amor.

Para él siempre fuiste su princesa

su rosa hermosa,  su primer amor.

para nosotros fuiste fuerza , tesón y valor.

Has padecido y sufrido,

hasta llegar al final,

de esta triste vida...,

con la que te ha tocado lidiar.

 

Me hubiera gustado poderte conocer más, pero la cruel enfermedad

una vez más volvió a minar el cuerpo de otro familiar nuestro

casi diecisiete años te ha perseguido, dejándote cada día sin

fuerzas, sin ganas de seguir en tu silencio sin saber nadie

si podías entender y hasta donde has llegado a padecer.

Tus sobrinos siempre han preguntado y sin llegar a comprender

porque te fuiste apagando sin que ellos tampoco pudieran conocerte.

Espero que estés de la mano de tu madre,

 que ella esperándote este,

así las dos juntas conseguiréis,

hacer brillar la estrella

que nosotros con vuestro adiós

no podemos ya ver.

Que triste y que rápido pasa el tiempo

cuando miras al presente

y descubre que ya no existe el ayer...

Te queremos Lili muacks

Ramona Sara Madrona Rodríguez Martin 3/10/2008