Corazones sin destinos,

que no saben decir no,

que se acercan a todos,

sin ninguna contemplación.

 

Más que para abrirlo para ayudar,

y sus manos estrechar.

 

Así me ha enseñado la vida,

así he aprendido yo

a no esperar nada a cambio,

más que una sonrisa sin un adiós.

 

Así os encontré a vosotros,

con vuestro corazón abierto,

no le pusisteis candado,

y yo me colé dentro.

 

Pero no temáis de mi,

mi alma blanca no os puede herir,

tan solo quiere amistad,

y unos amigos para charlar.

 

Que gran orgullo siento,

sintiéndoos a mi lado,

ya que vuestras almas,

en mi van anidado.

 

Puedo sentir el cariño,

que me mandáis desde aquí,

y yo lo recojo...

eso me hace tan feliz....

 

Por eso os invito,

a navegar por mi luna,

a ver salir el sol,

a ver volar mi alma....

 

Que os espera con amor.

 

Ella no entiende de maldad,

porque solo entiende de bonanza.

 

Ella no entiende de odios,

porque solo entiende de pasión.

 

Por la buena gente,

que tiene alrededor.

 

Aquí en mi luna yo os are,

una casita para que vengáis,

a visitarme frecuentemente,

para que disfrutéis en soledad....

 

De mi luz que os dará la entrada,

para que os podáis amar,

desde la noche hasta el alba,

sin que nadie os pueda molestar.

 

¿Qué hecho yo para merecer esto?

¿Qué hice yo para teneros?

¿Por qué tengo yo la suerte?

¡ Porque yo no os merezco!.

 

Me dais mucho sin nada pedir,

nada os puedo dar,

porque desde aquí,

no os puedo alcanzar.

 

Más que dejar salir mi alma,

para que os llegue hasta ahí,

por si un día triste os hace sentir:

 

Que todo esta perdido,

que nada tiene valor,

aquí esta mi alma....

para ayudaros de corazón.

  Una amistad puede ofrecer, lo mejor de esta vida, aun que a veces no lo sepamos ver...Demelsa