Estoy deseándote mi vida

con ferviente pasión

ya siento tus manos

tus labios y sabor.

Te deseo con anhelo

con sensualidad y amor

para amarte tiernamente

abandonándome en tu interior.

Quiero sentirte muy dentro

tus caricias y tu voz

tus susurros que me pierden

mis suspiros en tu honor.

Siento mi cuerpo húmedo

calido mi interior

siento tu cuerpo terso

mis manos perdidas en un son.

Mis labios buscan los tuyos

ardiente mi interior

deseando que sientas

como te siento ahora mi amor.

Estoy perdida en tu mundo

en el centro de tu pasión 

unida a tu cuerpo en alma

y regándote de mi interior.

Sintiendo llegar al cenit…,

más me uno a ti

ya te siento mi vida

ya te siento….,

!inúndame de ti!.

Me siento en los cielos…,

que más te puedo decir,

que te amo como nadie

ha podido sentir.

Un amar limpio y puro

y el amor más pasional

que nadie podría…,

nunca jamás encontrar.

Eres mi vida

el centro de mi pasión

lo que siempre he deseado

y me mantiene abrigada

a un sueño sin dolor.

 No me dejes nunca

o no podré seguir

en un mundo como nadie

ha podido así sentir.

Tú y yo somos dos

únicos en el mundo

en este mundo fantástico…,

del amor y la pasión.

Un sentimiento mutuo

que no se perderá

pues ha forjado una estrella

que nadie conseguirá apagara…