Corazones y almas , seres indefensos,

son esos niños que no ven ni un beso.

¿Quién escribió las leyes para poder decir,

que un niño pequeño tiene que sufrir?.

¿ Dónde está ese dios que los ha de proteger ?.

¿ Dónde está ese ángel que los ha de guarecer ?.

¡¡ Donde está ese ser que los hizo nacer para padecer !!

No les digas que tengan fe ... ,

no les hables de esperanza.

Ellos necesitan pan, amor y bonanza.

Esos niños que se hayan encerrados en casa,

atados a las sillas, sin luz en sus miradas.

 ¿ Quién les dice? ..., ¡¡ Niño deja de llorar !!.

Cuando ni tan solo yo, lo puedo remediar.

¡ Maldígase ! a esos seres que los han de dañar,

que angelitos, pequeños, ellos aguantarán ,

todo lo que nadie podría imaginar.

Seres pequeñitos llenos de dolor,

con corazón transparente,

llenos de esperanza en el amor.

Pero muchos de ellos fallecerán,

por que nadie les llegará a ayudar.

Alcemos nuestras manos,

luchemos contra la violencia,

hagamos desaparecer,

a esas almas negras.

No les dañéis más,  

no les hagáis sufrir,

no les deis la espalda, 

ellos no pidieron venir.

Si tú, mi Dios ...

¿ Estas ahí ?, por que los dejas morir,

¿ o es que nacieron para sufrir ?.

Si es así, quiero una coraza para poder luchar,

contra la rebaja, que sufren esas almas de cristal

que son tan frágiles de quebrar.

Y que mi ira se llene de pasión, de amor y coraje,

para echar valor, para pedirte Señor...

Señor por favor ten compasión,

Ellos no te pidieron nacer.

Ellos no nacieron para padecer.

    

Haz de luz con UNICEF