Un castillo de coral,

yo te construiré,

entre estrellas de mar,

y estalactitas de sal.

Debajo del mar,

donde reina la paz,

donde amar no es pecado,

donde se pierde el ser.

El señor pulpo tocara una canción,

y el caballito de mar bailara,

sentados en un trono de honor,

veremos las sirenas cantar.

 

 

El Rey Neptuno nos unirá,

y en una carroza de conchas,

galoparemos por el mar,

en este mar salado,

que cuajado de amor está.

El mar bajo nuestros pies se abrirá,

una guirnalda de algas,

unos pezqueñines nos pondrán,

por que la luz de nuestras miradas,

el calor de nuestro ser,

les dio vida a ellos también.

En una bella danza ellos bailaran

nosotros galoparemos a más velocidad,

hasta los polos sentirán,

ese calor que galopando,

desprendemos sin cesar.

Déjame hacerte ese castillo,

un castillo de coral,

rojo intenso de pasión,

en las profundidades del mar.

 

Demelsa

Cuando veo pasar, una estrella fugaz, puedo encontrar, la luz de tu mirada, que me hace recordar, que el amor..., EN TI VA.  Demelsa